martes, 5 de febrero de 2008

LÍA TRUGLIO DE FARINA

Con Lía nos conocimos en un encuentro de escritores en Luján de Cuyo, Mendoza. Conversamos livianamente y me obsequió su libro "Versos para Ana", que figura entre mis preferidos.
Por esas casualidades de la vida, nos encontramos un año después en Buenos Aires, en el Encuentro de Escritoras Buenos Aires 2000, que se realizó en el Centro Cultural General San Martín. No la vi más. Pero sus poemas son inolvidables para mí. Por ejemplo este:

está por llover, ana,
y la lluvia nos lavará los ojos,
volvemos a asomar la mirada hacia la gente
que vive siempre afuera,
sintiendo desde adentro el aliento que alienta
para encender fogatas entre los que caminan,
para afilar cuchillos,
y desgajar el amor que no fue dicho
con los dedos que pintan las sosegadas calles
de volcanes y puentes

ana, esta trampa-muralla que llamamos ciudad
es nuestro puerto de cada día,
no lo podemos imaginar más lejos
o donde las cosas tengan nombres diferentes
y los hombres otras historias dolorosas y válidad

el sol es una pálidad línea entre los árboles

y no somos la historia
tan sólo un día más


"Versos para Ana" recibió el Premio de Poesía Ateneo Jovellanos, Gijón, 1998. Suerte la mía, poder seguir disfrutando de esta poderosa poesía.

1 comentario:

Carolina dijo...

no tengo el placer de conocerla, pero ella y sus letras son increíbles

Cultura en Plural

En Larroque hay un espacio denominado "Cultura en Plural", un lugar donde se propone el acceso a la cultura desde un lugar profun...