martes, 9 de octubre de 2012

UN POEMA DE NORMA SEGADES MANIAS

Ilustración de Nerea Oiz

AZUCENA VILLAFLOR
Libro: En nombre de sus nombres
Capítulo: Nombres en los eclipses (mujeres argentinas).

Un hijo secuestrado por la dictadura la impulsó a fundar el movimiento de las Madres de Plaza de Mayo. Secuestrada por un comando clandestino de la armada, sus restos, devueltos a la costa, constituyeron la primera evidencia científica completa de los llamados “vuelos de la muerte”. Tenía 53 años.
Costa de Santa Teresita-General Lavalle/Argentina (1977)

Sólo un cuerpo en la playa,
tras las dunas.
Sólo un montón de harapos en la arena,
un conjunto de huesos quebrantados
contra la superficie del océano
en noches de tinieblas homicidas
y los rubios cabellos
acunados
por el sucio vaivén de la marea,
y esta memoria que me sobrevive,
esta memoria que no me da tregua,
esta insignificante rebeldía
de mujer sin misión
hasta aquel tiempo
en que me harté de excusas y discursos
cuando la santidad de los despachos
olía a desamor,
a desamparo,
a deslealtad olía,
olía a mentira;
y un concilio de intrigas y uniformes
tramaban lo viscoso de sus redes
y hablaban de demencia los batracios
y no había cadáveres
y el mundo
se vistió de traiciones fratricidas
que arrastraron mi nombre,
una mañana,
hasta la impunidad de sus cubiles,
atormentando con descargas crueles
la inocencia desnuda de la carne
a punta de picana y cobardía,
ocultando los ojos de mi miedo
al miedo aletargado de los otros
que me acompañarían al destierro
cuando el útero ciego de los pájaros
escupiera sus torpes agonías
y las pariera
en medio de la noche
sobre el agua encrespada de la muerte
donde nadie se atreve a aventurarse
ni un instante después de las sospechas,
porque ellos comen sus eucaristías
domingo tras domingo
y se santiguan
y no hay otra manera de atraparlos
que dejarse llevar por la marea
con huellas de martirio en cada hueso
y todo el corazón a la deriva.
Porque soy Azucena Villaflor.
La loca de los jueves,
en la plaza;
la evidencia concreta del espanto
que regresa a exigir una respuesta
desde la más oscura pesadilla,
que insiste en reclamar por un destino,
una declaración,
una disculpa,
una fosa común,
un epitafio,
una cruz que señale dónde yacen
los sueños
lacerados
de las víctimas.

4 comentarios:

José María Souza Costa dijo...

Invitación

Yo soy brasileño, y tengo un blog, muy simple.
Estoy lhe invitando a visitar-me, y se posible, seguimos juntos por ellos.
Fuerza, Alegría y Amizad.
Ven para acá.

http://www.josemariacosta.com

roberto dijo...

Susana, recorriendo blog de amigos a bordo de mi Somorgujo Asombrado me trajo hasta aquí, encontrando un poema bello en su pluma y triste en su decir. Cuánto habrá que esperar para terminar con tanta complicidad de "señores" que están a la vista de todos y caminan impunemente.
Dejo mi huella para volver a visitarte, claro siempre que me lo permitas.

Un gran saludo.

amelia arellano dijo...

Hermosas , tu y Norma , Gracias por deleitarnos . Abrazo . Beso.
Obrigato !!

Publize dijo...

Buenas,

Nos gustaria invitarte a unirte a nuestro proyecto de literatura. Se llama Publize.com y es una red social para amantes de la literatura, en la que los escritores pueden darse a conocer o difundir su obra y los lectores encontrar cualquier tipo de lectura.

Te animamos a probarlo. Puedes darte de alta en www.publize.com, donde también podrás encontrar información. No hay que pagar nada ni dar tu cuenta ni nada por el estilo ;)

Saludos

Cultura en Plural

En Larroque hay un espacio denominado "Cultura en Plural", un lugar donde se propone el acceso a la cultura desde un lugar profun...