miércoles, 4 de noviembre de 2009

ESCUPIR SAVIA


Yo le pedí la savia
de lo eterno
el roce de su mano predadora
la letra lenta de su piel tardando siempre
recorté su silueta
traté de sostenerla
hecha boca y sonido
vuelta miel y altar sombrío
pero era pura poesía entrelazada
a la ingenua esperanza de lo humano
¿Cómo ha de sostener un alma
la dulce vastedad? Con la palabra engarzada
a la inquietud
con ímpetu guerrero
y la puerta cerrada a la cordura.
No estoy con ella
pero tengo su sello en la garganta.
escupiré su savia en el poema.

Susana Lizzi-
Derechos reservados

No hay comentarios:

A Aurora Fraccarolli

Aniversario en claridad                             A Aurora Fraccarolli, emblemática Madre de Gualeguaychú.( En ocasión de homenajear...